Uncastillo y Sos del Rey Católico abandonarán oficialmente la provincia de Zaragoza para pasar a formar parte de la Comunidad Foral de Navarra. Este cambio es el resultado de muchos año de reivindicaciones de ambos pueblos, no en vano, ambos pertenecieron al Reino de Navarra allá por el siglo X.  Los gobiernos de Aragón y Navarra han llegado, por fin, a este acuerdo que será efectivo oficialmente el 1 de enero de 2020.

En ningún momento habíamos perdido la esperanza de conseguirlo hasta el punto, por ejemplo, de que Sos del Rey Católico nunca renunció a su prefijo telefónico 948 (correspondiente a Navarra) a la espera de la llegada de este ansiado día.

La satisfacción entre los habitantes no puede ser mayor. Hay grandes expectativas en materia de Turismo pues Navarra es percibida como un destino mucho más atractivo que Zaragoza. Por otro lado, el disfrutar de las ventajas fiscales de la Hacienda Foral se vislumbra como una gran oportunidad de desarrollo. En el cambio de provincia se incluyen también los municipios de Undués de Lerda, Navardún y Castiliscar.

 

Las ventajas de este cambio son muchas y, por enumerar algunas, aquí va un escueto listado:

  • Ya no habrá que dibujar en el mapa los insidiosos enclaves de Petilla y Bastanes. El Colegio Oficial de Geógrafos ya está haciendo las modificaciones pertinentes.
  • La producción de espárragos locales se podrá vender bajo el paraguas de “Espárragos de Navarra” y, por tanto, a mejor precio. También se espera un aumento de la producción de alcachofas y cogollos.
  • Aunque no es definitivo, ya hay una propuesta para que estos pueblos entren a formar parte del grupo de Congozantes de Bardenas Reales con todas la ventajas que ello conlleva

En el año que queda tendremos que, eso si, aprender a cortar troncos con hacha y adaptar nuestras Jotas al estilo navarro. Habrá que acostumbrarse también a llamar Aita y Ama a los padres pero, por suerte, el sufijo ICO lo mantendremos tal cual. En cuanto al uso de los verbos en condicional no está claro si nos adaptaremos a los navarros o les diremos de una puñetera vez que no se dice “si yo tendría” sino “si yo tuviera (o tuviese)”.

Por último, si has leído hasta aquí sabiendo que era una broma, esperamos haberte hecho pasar un buen rato. Si no lo sabías, es que eres muuuuuucho más inocente de lo que te puedas creer, ¡felicidades!

¡Viva San Fermín!!! ¡Gora San Fermín!!!